Descubre Cómo Crear Abundancia En Tu Vida Y Alcanzar La Libertad Financiera

Aprender Más »

10 Gastos HORMIGA Que Se Comen Tu Dinero

Autor: Sebas CelisAutor: Sebas Celis
Instagram Sebascelis


Haz Click Aquí Y Alcanza La Libertad Financiera

Los gastos hormiga son aquellos gastos pequeños que no detectamos, que pasan por encima de nuestro radar sin que nos demos cuenta.

Gastos realmente innecesarios y que de alguna u otra manera, nos afectan mucho más de lo que verdaderamente nos imaginamos.

Precisamente por eso les llamamos «hormiga», porque son cosas pequeñitas, pero que de pronto cuando se unen en grandes cantidades pueden tener un impacto profundo.

Ahora, vamos a hablar de algunos de estos gastos.

A lo mejor algunos consideren que pensar en este tipo de gastos es ser tacaños… Pero no lo es. Se trata de ser conscientes de nuestro dinero, y de priorizar y optimizar la manera en que lo usamos.

Se trata de ser inteligente y hacer que nuestros objetivos financieros realmente estén bien encaminados.

Gasto Hormiga #1: Netflix U Otras Suscripciones

Digamos que no estoy en contra de utilizar estos servicios (yo personalmente los utilizo), pero sí muchas personas pagan de más simplemente por no afiliarse con otras personas de su círculo social y pagar en grupo.

O a veces están pagando una membresía en Netflix, por ejemplo, pero se ven una o dos películas en el mes, lo cual no es una manera de aprovechar este recurso.

Una persona que lo pague sola y que además no lo use, probablemente no se va a ver beneficiada y va a estar gastando su dinero injustificadamente.

Por ejemplo, hay un servicio de música que yo lo utilizo todos los días.

Lo utilizo en el carro, escucho música todo el tiempo.

Yo, personalmente, lo estoy pagando con 5 familiares (en caso de la suscripción de Apple Music, que permite todo el plan de familia). Entonces, sale más económico entre todos, y de esa manera se justifica, fuera de que realmente le doy uso continuo.

Entonces, es analizar si tienes o no un pago recurrente y constante que no te está significando un beneficio, por el precio que pagas.

Gasto Hormiga #2: Productos De Marca

Comprar productos de marca costosísimos, cuando existe una alternativa genérica que nos provee lo mismo.

Esto puede ser desde zapatos y ropa, hasta incluso medicamentos.

En los medicamentos y en otros productos siempre está la discusión de la calidad, de la fabricación, de los materiales, incluso de las condiciones de los trabajadores que forman parte de la cadena de producción de estas cosas.

Pero, si somos realmente objetivos, muchos de estos productos son exactamente lo mismo y a veces lo que nos cobran es el reconocimiento de la marca.

Por lo tanto, estamos desperdiciando dinero en algo que podríamos obtener sencillamente de la misma calidad.

No aplica para todo, porque hay ciertas cosas que es mejor comprar de marca.

Yo lo entiendo, lo sé y lo aplico, y muchas cosas las compro de marca porque prefiero precisamente la calidad y los beneficios que recibo.

Pero hay otras en las que se recibe lo mismo, o una calidad absolutamente suficiente como para no tener que gastar tanto dinero innecesariamente por marca.

Gasto Hormiga #3: Comisiones Bancarias

Prácticamente todas las que se puedan evitar son gastos hormiga.

Los intereses, comprando a una cuota los evitamos; cuotas de manejo, en tarjetas de crédito y por supuesto en cuentas de ahorro. No tiene sentido pagar una cuota de manejo en cuentas de ahorro. Es mejor buscarse un banco que no las cobre.

En tarjetas de crédito la gracia es no pagar cuota de manejo, sino precisamente sacarle beneficios. Aprovechar los puntos, el cash back, las millas, las asistencias, los seguros y no pagar intereses nunca.

Hay que ser inteligentes con los bancos, y que en vez de ellos ganar a costa de nosotros, nosotros ganemos a costa de ellos. Porque nosotros deberíamos aprovechar el sistema bancario para apalancarnos y para crecer realmente.

Gasto Hormiga #4: Transporte

Cuando gastamos dinero de más pudiendo caminar, por ejemplo; lo cual aparte nos provee un beneficio en salud.

Muchas personas por simple pereza, gastan dinero en taxi o en bus.

Bueno, puede que para algunas personas sea una necesidad realmente, que no puedan caminar por cuestiones de salud, o incluso por cuestiones de seguridad.

Pero muchas personas no caminan solamente por pereza.

A mí personalmente me encanta caminar, y es una forma de ahorrar dinero que no la aplico por pereza o por tacañez, sino por procurar mis objetivos de salud, de actividad física y además ahorrar algo de dinero.

El ahorro de pronto es un poco insignificante, pero aún así me permite dejar de gastar dinero en algo innecesario, cuando aplica.

Ahora, cuando yo ando en carro la cuestión es un poco diferente. Y ahí es donde tenemos que analizar métodos de ahorro incluso en la conducción.

El principal método es planear bien las rutas. A veces se gasta mucha gasolina por ir del punto A al punto B por una ruta que no es óptima, o por olvido de hacia dónde nos dirigíamos.

O a veces llegamos al destino y resulta que olvidamos algo que teníamos que llevar, y hay que volver a la casa por eso, devolvernos, y gastar cantidad de gasolina «bobamente».

Eso es un gasto hormiga, solamente por no estar concentrado y bien enfocado en planear la ruta, y las cosas que debo llevar.

Gasto Hormiga #5: Los Vicios

Ya sea el tabaco, el alcohol, las apuestas, los casinos, las drogas, o cualquier otro tipo de adicción que tengas y que malgaste tu dinero.

Yo no estoy en contra de tomarse unas copas de vez en cuanto. Me encantan los cocteles, por ejemplo. Pero hay que presupuestar. Y presupuestar no es ser tacaño, presupuestar es ser inteligente respecto a decidir tomar el control de mis finanzas y saber cuánto tiene sentido gastar en una categoría.

Si tienes algún vicio que puedas reconocer en ti mismo, hasta por el mecato por ejemplo, debes empezar a gestionarlo, a presupuestar, o a buscar alternativas para empezar a tener el control sobre ese gasto hormiga y que o siga derrochando tu dinero.

Gasto Hormiga #6: Comer Por Fuera De Casa

Aplica para restaurantes o incluso cafés, porque un café en una cafetería, fácilmente te cuesta 10 veces más de lo que te cuesta hacerlo en tu casa.

Sí, hay ciertos productos que son complicados de uno preparar por uno mismo en la casa.

Por ejemplo el sushi, no es algo que yo sabría hacer en mi casa; pero a veces sale más económico cocinar en casa que salir a un restaurante. Por supuesto, hay ocasiones especiales en las que vale la pena darse el gusto.

Lo mismo, se trata de tener control, de yo decidir conscientemente.

Hay que tener mucho calibraje a la hora de decir «voy a definir cuánto quiero gastar«. Y tener también un monto de dinero mensual, saber cuántas veces puedo salir y entender más o menos qué tanto estoy dispuesto a aceptar.

O simplemente saber, si esta es una categoría tan importante para mí, pues cuánto le voy a dedicar de mis ingresos mensuales a esto. Porque muchas personas no lo piensan por evitar tener que confrontarse a sí mismos y saber que es demasiado, y que probablemente es más de lo que deberían gastar.

Gasto Hormiga #7: Comprar Con Descuento Cosas Que No Planeábamos Comprar

Si tú estás planeando comprar algo, por ejemplo un escritorio, y de repente, luego de varios días de estar buscando y mirando opciones, te sale un descuento en uno que te gusta, pues ahí tiene sentido que aproveches el descuento.

Pero si de repente y de la nada, sin estar pensando en comprar una blusa, un pantalón, unos zapatos o cualquier otra cosa, sale algo en promoción y lo compras pensando que estás ahorrando, en realidad no estás ahorrando. Estás gastando un dinero que no pensabas gastar.

Es decir que, si no hubiera salido la promoción, en vez de tener ese producto y menos dinero, pues tendrías el dinero. Y por lo tanto se convirtió en un gasto hormiga. Incluso no tan hormiga, dependiendo de qué tan costoso sea el producto con descuento.

El caso es que hay que tener muy claro que, cuando sale una promoción o un descuento de algo que no estamos buscando comprar, que no tenemos que comprar y que no estaba en nuestra lista, sencillamente no vamos a hacer nada bueno comprándolo, sería más un perjuicio a nuestras finanzas.

Gasto Hormiga #8: Pagar De Más Por Plan De Celular O Internet

Cuando de pronto existe otra compañía que nos ofrece lo mismo o mejores beneficios, por menos precio.

Incluso mejores beneficios por el mismo precio.

El caso es analizar cuál es la competencia, qué otras opciones hay, otros operadores. No casarse con una sola telefonía o con un solo proveedor de internet.

Y analizar, incluso tratar de negociar con la misma compañía que ya estás, un mejor plan o algo que te beneficie más.

Ellos todo el tiempo están cambiando y a veces uno no se da cuenta que lleva pagando varios meses más de lo que otras personas están pagando por lo mismo, incluso dentro de su mismo operador.

Gasto Hormiga #9: Seguros Innecesarios

La regla para saber si un seguro es necesario o no, es que te preguntes que si ocurre un accidente o un siniestro, con eso que piensas asegurar, ¿tienes el dinero a la mano para cubrirlo o no lo tienes y te meterías en un lío?

Si por ejemplo pagas un seguro para un celular, que te cuesta menos dinero del que tendrías disponible para pagar el celular, pues probablemente el seguro tenga sentido para ti.

Pero si tú tienes el dinero y en cualquier momento puedes pagar otro celular sin problema, por ejemplo; entonces pagar el seguro es inoficioso, a menos de que el riesgo sea muy alto, muy consistente y muy recurrente (de que te lo roben o se dañe a cada rato).

Entonces, se trata de analizar si el riesgo o la pérdida la puedes asumir. Y si la puedes asumir, de manera razonable y dentro de tu presupuesto, pues no tiene sentido pagar un seguro. En ese caso, el seguro es un gasto hormiga.

Pero si por ejemplo hablamos de un accidente automovilístico, o un daño que tu automóvil le haga a otras personas, a otros autos, a una casa o a alguna cosa, y el daño pudiera ascender a decenas o cientos de millones de pesos, o miles de dólares; pues en vez de procurar asumir ese dinero o tener el dinero en una cuenta por si algo ocurre, en ese caso tiene sentido estar asegurado.

Pero hay que saber diferenciar cuándo un seguro es un gasto y cuándo es una posible inversión.

Gasto Hormiga #10: Mecato Y Golosinas

Las compras impulsivas de alimentación innecesaria en los supermercados.

Prácticamente todas las personas que van al mercado y compran la comida básica, siempre llevan algo de más que no pensaban comprar.

Lo mejor siempre es hacer una lista y apegarse a la lista o, en el peor de los casos, definir un monto de dinero máximo para gastar.

Incluso, es recomendable ir con la barriga llena, porque así no me voy a antojar de cosas por tener hambre.

Cuando uno va con hambre compra muchas cosas, solo porque tiene ganas de comer algo. Esto es gastar de más.

La cuestión es ser inteligente a la hora de ir al supermercado y saber por qué cosas exactamente vas, y no pasarte de estos requerimientos que tú mismo defines para ti.

Nadie te va a limitar, eres tú quien lo decide, pero que cuando lo decidas lo cumplas.

Controlar tus gastos es algo que verdaderamente forma parte de la inteligencia financiera básica que todos debemos tener para crecer, para tener abundancia, para disfrutar de una vida en la que el dinero te haga lograr tus objetivos y te permita llegar a aquellos lugares físicos, incluso mentales y de auto-realización, que verdaderamente quieres.

Alcanza La Libertad Financiera Mejora Tus Finanzas Desde Hoy Y Vive Una Vida Llena De Abundancia

Suscríbete Hoy MismoUn Material Avanzado Para Que Puedas Lograr El Éxito


Beneficio

Cómo Adquirir E Interiorizar Una Mentalidad De Millonario En Tu Vida

Beneficio

El Proceso Único Para Acondicionar A Tu Cerebro A Ganar Más Dinero

Beneficio

Las Estrategias Para Crear Ingresos Pasivos En Piloto Automático

Haz Click Aquí Para Continuar