Descubre Cómo Crear Abundancia En Tu Vida Y Alcanzar La Libertad Financiera

Aprender Más »

Todas Las Inversiones En PÉRDIDA, ¿Cómo Invertir Ahora?

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya
Instagram Sebascelis


Haz Click Aquí Y Alcanza La Libertad Financiera

A menos que hayas estado escondido debajo de una roca, seguramente te has dado cuenta que prácticamente todas las inversiones de hoy en día, han estado en pérdida.

Todo está en rojo. Bitcoin cayó. Una criptomoneda llamada «Luna» se fue al carajo. Básicamente las acciones están por el piso, la inflación está súper alta.

Entonces, en este momento para muchas personas la interrogante es: ¿Qué rayos hacer?, ¿continuamos invirtiendo?, ¿esperamos a que la situación se normalice?, ¿es esta situación o este caso diferente?, ¿esta crisis va a durar mucho tiempo o es el fin de las inversiones tradicionales como las conocemos?

Vamos a responder esta y otras preguntas aquí.

En las últimas semanas he recibido montones de comentarios de personas que me dicen:

«Bueno, yo había invertido un dinero en este instrumento (por ejemplo, en acciones internacionales) que estaba rindiendo súper bien, pero de repente está en pérdida«.

O «yo tenía un dinerito en Bitcoin y resulta que ahora tengo casi la mitad de lo que tenía antes«.

O «resulta que yo quería empezar a invertir para utilizar ese dinero más adelante este año, tener un poco más de rendimiento; pero ahora resulta que lo que tengo, en vez de ganancia, es pérdida«.

Y así recibo uno tras otro comentario, en donde básicamente la gente me dice que en este momento invertir, cuyo objetivo es ganar dinero, sencillamente no tiene sentido porque lo único que está dando, es pérdidas.

Y aquí es donde llegamos al primer problema, y es que las personas no conocen la diferencia entre Desvalorización y Pérdida en una inversión.

Si tú pones un dinero, supongamos tienes $1.000 dólares y lo pones en un instrumento de inversión…

A los 3 meses, esos $1.000 dólares están valiendo $800 dólares, es decir, perdieron un 20% de valor (se desvalorizaron); pero tú no haces nada, es más, ni siquiera te das cuenta porque ni miras la aplicación donde invertiste ese dinero.

Y esperas otros 6 meses, 9 meses, 12 meses, y en ese momento ya tienes un 40% de rentabilidad.

O sea que, de $1.000 dólares que habías puesto inicialmente, ahora tienes $1.400; en esencia si retiras cuando tienes $1.400, retiras en ganancia.

Pero si retiras cuando tienes $800, evidentemente retiras en pérdida.

Retirar implica materializar la ganancia o la pérdida, en determinado momento.

Por lo que, cuando tú ves que una inversión está negativa y está cayendo; no estás perdiendo dinero realmente, a menos de que retires.

O en este caso, el término técnico sería «vendas tu posición«.

Entonces si tú compras por ejemplo Bitcoin a $40.000 dólares (cualquier cantidad que compres), y luego baja a $30.000 y tú vendes, claramente vas a perder un 25% de tu valor.

Pero si esperas y luego esos $40.000, de haber bajado a $30.000 vuelven a subir a $40.000, e incluso puede que suban a $50.000, ya lo que estás obteniendo es una ganancia al retirar.

Por lo que, en este momento, lo que cambia o la forma diferente en que debemos procesar a nivel psicológico la situación con las inversiones, es el plazo distinto que tenemos que tener.

Si bien antes, las inversiones tradicionales, renta fija o riesgo moderado por ejemplo, nos estaban dando una rentabilidad positiva prácticamente todos los días; incluso aquellos fondos de inversión diversificados, como en algún momento Fiducuenta de Bancolombia, o cualquier otro en casi cualquier fiduciaria, de riesgo bajo…

Podíamos poner dinero allí, y todos los días veíamos rendimientos positivos.

Hoy en día esta no es la realidad.

Mucho menos para lo que son las inversiones de alto riesgo, que implican aquellos instrumentos en los que no se sabe qué pueda pasar; como por ejemplo, invertir en acciones, que si bien confiamos que les puede ir bien en el largo plazo, verdaderamente en el corto plazo les puede ir tremendamente mal.

Así que, hoy en día la gente está volviéndose un poco más consciente de que el dinero que yo invierto, no es dinero que yo vaya a usar en 2 meses, o en 3 meses, o en 6 meses.

Hay gente que literalmente me ha dicho «hace 6 meses abrí una inversión (por ejemplo a través de alguna de las plataformas que yo recomiendo, digamos Tyba, como es una de ellas), y veo que está en pérdida y no soporto ver esa pérdida así; ya retiré, ya asumí la pérdida, no me importa, necesito el dinero«.

Ese es un grave error, porque si tú necesitas el dinero, entonces no tienes porqué estarlo invirtiendo en un instrumento de riesgo alto o de riesgo moderado, y a veces ni siquiera de riesgo bajo.

Porque en ese caso, más bien lo que puedes hacer es abrir un CDT que tiene garantizada una rentabilidad.

Ah, que no te va a dar una rentabilidad por encima de la inflación o muy por encima de la inflación, está bien; pero como mínimo, sabes que no vas a perder ni un centavo.

Ya para cuando tú tienes dinero, que dices «listo, este dinero sí lo quiero invertir y tengo un plazo más decente (por ejemplo 2, 3, 4, 5 años), y no lo necesito en este momento, ni lo necesito de aquí a un año o 6 meses para absolutamente nada«…

Ahí es donde puedes invertir y aprovechar que precisamente cuando los mercados financieros caen y las acciones bajan tanto, y las criptomonedas caen tanto (algunas, otras simplemente caen al piso y nunca se recuperan); esto lo que significa es: Precios con descuento para invertir.

Y en estos momentos de crisis, es donde se generan grandes riquezas, porque hay grandes transferencias de dinero.

Como dice Warren Buffett, básicamente la bolsa de valores y en general cualquier mecanismo de inversión, «es un mecanismo de transferencia de riqueza, desde los impacientes hacia los pacientes«.

La verdad es que, esta situación no es nueva, ha pasado antes.

Y estudiar un poco de historia a nivel financiero, nos deja perfectamente claro que, sin importar que llevemos 3 años invirtiendo, 4 años invirtiendo, 5 o 10 años invirtiendo; esta situación ya se ha visto antes, se está viendo ahora y se seguirá viendo en el futuro.

Queremos un mundo ideal en donde todas las inversiones crezcan, en donde yo ponga mi dinero a trabajar y nunca me preocupe por él, y todo el tiempo tenga ganancias… Pero así no funciona el mundo.

Sin embargo, esta crisis tampoco será eterna, como no lo fue ninguna de las anteriores que han ocurrido en muchas décadas, de las cuales tenemos información perfectamente detallada.

Y quienes prefieren esperar a que se normalicen las cosas e invertir después, son quienes menos van a poder aprovechar el rendimiento que se viene con la recuperación económica.

No significa que vamos a invertir irresponsablemente; pero sí que vamos a analizar de qué manera podemos aprovechar esta oportunidad, que más adelante muchas personas van a decir «ojalá yo hubiera tenido la oportunidad de invertir en ese momento«.

Esto me recuerda a 2020 cuando empezó la pandemia y todo cayó tanto, y yo seguí invirtiendo como si nada; de hecho, en algunos casos, invertí en algunos instrumentos más de lo normal.

Y después, más o menos en 2021 tenía una rentabilidad bastante grande y yo decía «ojalá hubiese invertido más en ese momento«.

Pues adivina qué estoy haciendo hoy en día…

En esta ocasión, lo que está dirigiendo un poco estas caídas de los mercados financieros, tiene que ver con el conflicto entre Rusia y Ucrania claramente, los bloqueos en China por leo Covid 19, los problemas en las cadenas globales de suministro, el incremento del precio de algunas materias primas; y por supuesto, a nivel global, la inflación que se disparó de una manera increíblemente loca.

Todas estas situaciones, eventualmente se van a ir resolviendo y probablemente luego surjan otras que generen crisis también, y va a ser siempre un mercado de altibajos, en donde tenemos un vaivén… Los precios suben, los precios bajan.

Y cuando logramos que esa tendencia esté de nuestro lado y no en nuestra contra, pues logramos comprar barato y vender caro, lo cual es la esencia de la inversión y de un buen negocio.

Hay que recordar que invertir no es una manera de hacerse rico, y tampoco es una manera de ganar dinero en el corto plazo.

Invertir es poner tu dinero a trabajar para ti, con un objetivo a futuro.

Si tú quieres ganar dinero en el corto plazo, lo que tienes que hacer no es invertir sino trabajar, porque básicamente eres tú quien trabajando, puede superar la rentabilidad que te puede generar una inversión.

Hay gente que me dice «pero es que si yo invierto $1.000 dólares para ganar $200 dólares en 1 año, más bien con esos $1.000 dólares compro mercancía y duplico ese dinero en 3 meses«.

Y yo digo: «Claro, todos podríamos hacer algo muy similar«.

Evidentemente, trabajar con el dinero nos puede permitir lograr resultados en rentabilidad mucho más altos; pero es TRABAJAR.

Es un trabajo activo.

Es muy diferente que te pongas a ti mismo a trabajar y uses tu conocimiento, tu tiempo, tu experiencia, tus errores pasados incluso; a veces incluso electricidad, agua, internet, o ciertos equipos…

A que tú simplemente pongas tu dinero en un instrumento, te olvides del asunto en un año, y luego ese dinero venga con más dinero.

Esta es la diferencia esencial entre Invertir y Trabajar, que curiosamente parece que muchas personas no entienden, no sé porqué.

Pero si hablamos de invertir, hay que tener básicamente varias cosas presentes:

  1. Paciencia
  2. Objetivos claros y realistas, sabiendo en qué estoy invirtiendo.
  3. El conocimiento de exactamente cómo se está moviendo mi dinero y qué es lo que yo puedo esperar, a nivel de plazo, a nivel de riesgo y a nivel de rentabilidad, lo cual va perfectamente correlacionado lo uno con lo otro.
  4. La capacidad de identificar oportunidades y aprovecharlas en los momentos correctos. No digo que te estoy aconsejando que este sea un buen momento para invertir. Quizás lo sea, quizás no. Yo personalmente estoy invirtiendo un montón, ahora mismo.
  5. Simplemente continuar con tu educación financiera, de manera que cada vez cuentes con más recursos y más estrategias para manejar tus finanzas de manera adecuada.

Porque listo, invertir es uno de los componentes clave para precisamente aumentar tu riqueza en el futuro, preservar ese patrimonio neto que tienes y hacerlo crecer; pero no es el único.

Generar más ingresos incluso; si tú te enfocaras en generar una fuente de ingresos adicional, simplemente podrías ganar mucho más que lo que puedes ganar invirtiendo ahora, dependiendo de la etapa donde te encuentres.

Ahora, hay personas que de acuerdo a su nivel financiero, las inversiones le pueden dar mucho más que cualquier fuente de ingreso que pueda generar, así que es también analizar en qué punto te encuentras tú y cuáles son las decisiones que puedes tomar para precisamente llegar al siguiente nivel.

Alcanza La Libertad Financiera Mejora Tus Finanzas Desde Hoy Y Vive Una Vida Llena De Abundancia

Suscríbete Hoy MismoUn Material Avanzado Para Que Puedas Lograr El Éxito


Beneficio

Cómo Adquirir E Interiorizar Una Mentalidad De Millonario En Tu Vida

Beneficio

El Proceso Único Para Acondicionar A Tu Cerebro A Ganar Más Dinero

Beneficio

Las Estrategias Para Crear Ingresos Pasivos En Piloto Automático

Haz Click Aquí Para Continuar